PublicacionesVida

¿Qué paso el Día Despacio?

By 7 marzo, 2016 No Comments

El lunes 29 de febrero, celebramos por primera vez el Día Despacio. A partir de la idea de hacer algo distinto en el día que se añade cada cuatro años para corregir un error astronómico,  le propusimos a todos nuestros seguidores y a todos los que estuvieran interesados, que nos sugirieran ideas de cómo las empresas y organizaciones podían tratar el 29 de febrero como un día especial; y que le diera a los empleados tiempo para desarrollar escenarios que les generaran un incremento en la productividad y les ayudara a mejorar la calidad de vida laboral.

Comenzamos, lanzamos la campaña digital en nuestras redes sociales con una encuesta en español e inglés. Conseguimos 60 respuestas, principalmente de Colombia pero también de Venezuela, Portugal, Estados Unidos, Canadá, México, Ecuador y Panamá. También algunos medios de prensa nos ayudaron a difundir la voz (pueden ver aquí los artículos de El Espectadorsmart magazine).

¿Qué propuso la gente?

En general, la gente propuso actividades físicas (hacer ejercicio o deporte, montar bicicleta, caminar) o actividades de descanso como leer, ir a cine o comer rico. También publicamos una carta con la queríamos explicarle a los jefes, el concepto de nuestra propuesta con eso lográbamos que les dieran tiempo a sus empleados de apoyar y proponer.

¿Qué hicimos nosotros?

Con base en las sugerencias de la gente y el equipo mismo, organizamos un día de actividades sencillas pero lúdicas. Comenzamos el Día Despacio con una rutina de ejercicio en el parque detrás de la oficina. Estuvo difícil pero nos permitió apreciar lo bueno que es empezar el día con actividad física. Después miramos «Las Trillizas de Belleville», una película animada francesa que se trata mucho de temas de ciudad, bicicletas y amor familiar.

El equipo haciendo ejercicio durante el Día Despacio

El equipo haciendo ejercicio durante el Día Despacio

Por la tarde, salimos a un picnic para almorzar juntos en la Quebrada la Vieja. Cada uno trajo su almuerzo y conversamos un rato allí, disfrutando el sol y el ambiente bonito de la quebrada. Pasamos el resto de la tarde conversando en un café y haciendo mercado para la fiesta de «lomo al trapo» que tuvimos por la noche. El Día Despacio fue muy divertido porque nos permitió disfrutar el tiempo y compartir historias juntos sin el estres del trabajo.

Picnic en la Quebrada la Vieja

Picnic en la Quebrada la Vieja

¿Qué hicieron los demás?

Otras personas que se animaron a celebrar con nosotros este día, nos mandaron fotos y relatos de su Día Despacio.

  • Nick Kaufmann hizo un «soundwalk» en Portland, Maine, Estados Unidos, escuchando y observando los diversos sonidos de su ciudad.
  • Angélica Castro estaba en Asunción donde era por casualidad un festivo verdadero, entonces después de trabajar duro un tiempo, disfrutó su Día Despacio leyendo un libro de Juan Gabriel Vásquez y tomando el sol (vea la foto al final del post).
  • Carlosfelipe Pardo, el director ejecutivo de Despacio, pasó el día trabajando (como siempre), pero de una manera distinta. Intentó escribir y dibujar en su libreta para ver qué ideas salían sin las distracciones del computador.
  • Jimena Rivera también pasó el día de una manera distinta a lo normal. Nos contó que amaneció en otro pueblo, después volvió al suyo temprano por la mañana. Trabajó durante la mayoría del día pero también dedicó tiempo a ver los árboles de su ciudad en bicicleta, tomando fotos (abajo) y caminando sin zapatos. Terminó su día con un café y cine con sus hijos.
Uno de los árboles bonitos que observó Jimena en su Día Despacio

Uno de los árboles bonitos que observó Jimena en su Día Despacio

¿Qué aprendimos?

El Día Despacio es una iniciativa muy importante que permite cambios a la jornada típica, los cuales afectan la productividad y calidad de vida en el trabajo a largo plazo. El concepto es muy vinculado con otras iniciativas que hemos realizado sobre el ámbito laboral, como el libro «Cómo llevar su mascota al trabajo» y el experimento Oficina al Parque. Sin embargo, encontramos dificultades llevando a cabo el Día Despacio, a pesar de que a muchas personas les interesaba. Consideramos que la inflexibilidad laboral, los compromisos existentes y la falta de entendimiento del concepto dificultaron un poco la realización de la jornada.

El día (medio) despacio de Pardo

El día (medio) despacio de Pardo

Para el próximo Día Despacio… ¡en 2020!

En 2012, el Día Despacio no era nada más que un post en la página. Este año fue más grande, incluyendo una encuesta a nivel mundial y unas actividades planeadas para la oficina. Dados los retos que encontramos, queremos realizar algo más grande y formalizado para el 29 de febrero de 2020. Nos parece importante trabajar más directamente con las empresas y organizaciones para poder llevar a cabo actividades creativas y divertidas dentro de los lugares de trabajo. Vamos a trabajar también para hacer que el Día Despacio sea un festivo de verdad. ¡Tenemos cuatro años y creo que lo podemos lograr! Si quiere ayudarnos en esto, escriba a [email protected]

Un Día Despacio leyendo un buen libro y tomando el sol

Para ayudar a que Despacio haga más actividades chéveres o para apoyarnos en nuestro próximo Día Despacio, haga una donación: http://despacio.org/donaciones/donar